Blue Ocean Fund

Noticias y análisis de mercado

De guerra comercial a guerra de divisas

oct 092018

undefined

El recorte de las previsiones de crecimiento mundial del FMI para 2018 y 2019 no es una gran sorpresa dadas las condiciones actuales. La primera rebaja del crecimiento en dos años se produce en medio de las salidas de capital de los mercados emergentes y del aumento de las tensiones comerciales entre las dos economías más grandes del mundo. La economía de los EEUU está en su mejor momento ahora mismo. Esto hace que la predicción del FMI de que el crecimiento económico de EEUU disminuirá parezca un problema lejano, pero la realidad es que una vez que el impulso del recorte de impuestos salga del sistema, el impacto de las tensiones comerciales con China quedará al descubierto.

Las acciones chinas se estabilizaron a principios de la sesión del martes, después de perder más del 4.3% a principios de la semana. Ahora que el mercado chino ya no se encuentra en caída libre, la atención se centró en el yuan, al que China permitió que pasara de un nivel clave frente al dólar.

En este momento en el que la economía china está bajo presión y las tensiones comerciales están en la cresta de la ola, no sería tan sorprendente que se produjera una devaluación de la economía china. Obviamente, esto provocará nuevas acusaciones de manipulación de divisas por parte de EEUU, pero hasta ahora eso ha hecho poco para desalentar a China. El deteriorado sentimiento de riesgo durante la noche hizo que los flujos hacia el yen de refugio seguro se vieran arrastrados a un mínimo de hace 11 meses en los 114.55 frente al dólar durante la semana pasada.

No hay comentarios publicados.

Nuevo comentario